Miércoles 19 de Junio de 2024

Hoy es Miércoles 19 de Junio de 2024 y son las 23:58 -

COMPROMISO SOCIAL

23 de febrero de 2023

"Sin moratoria previsional no hay justicia social"

"Sin moratoria previsional no hay justicia social"; "Sin moratoria nueve de cada diez mujeres no se pueden jubilar"; "tenemos derecho a jubilarnos" y "plan de pago ya", eran tan solo algunos de los carteles que tenían en sus manos las cientos de personas y los diputados del Frente de Todos que se presentaron este miércoles al atardecer en las puertas del Congreso para pedir que se trate en la Cámara Baja el nuevo Plan de Pago de Deuda Previsional, que ya cuenta con media sanción en el Senado y que no pudo ser debatido en el recinto porque la oposición no se sienta en sus bancas.

Desde diciembre no hay una ley que contemple ese derecho y, de no tratarse en el corto plazo, serían más de 800 mil personas las que se quedarían en 2023 sin poder jubilarse. El martes que viene --como se trata de un proyecto que el Ejecutivo incorporó en el temario de sesiones extraordinarias-- el oficialismo intentará que se convierta en Ley en el marco de la sesión que ya fue anunciada para ese día. En esa ocasión, habrá una nueva movilización en las puertas del Congreso para pedir que la oposición sesione.

Los diputados del bloque del FdT realizaron junto a distintos sindicatos y organizaciones de jubilados y pensionados un "abrazo" al Congreso de la Nación este miércoles para pedir que la oposición acceda a tratar en el recinto el nuevo Plan de Pago de Deuda Previsional, que ya cuenta con media sanción en el Senado desde junio del año pasado y que no pudo ser tratado en Diputados en la sesión del 21 de diciembre último, porque la oposición no dio quórum. Hoy, por primera vez en 17 años, no hay vigente en la Argentina una ley de moratoria previsional y, en caso de que no salga la nueva norma, serán más de 800 mil personas las que se quedarán sin el derecho a una jubilación este año. La mayoría de ellas mujeres. 

 

"Que no vengan a decir ahora que no se sientan por el pedido de juicio político a la Corte. En diciembre tampoco se sentaron para dar quórum. Que no extorsionen. Si no les gusta que se sienten, debatan y después se hagan cargo de su voto", expresó en la fachada del Congreso la diputada Gisela Marziotta, una de las organizadoras del evento. Paula Penacca, otra de las legisladoras que estuvo a la cabeza de la convocatoria, agregó que "el próximo martes los invito a que vengamos otra vez acá hasta que funcione el recinto y tengamos la ley".

Con bastones, andadores, carteles y pancartas, a partir de las 18.30 fueron avanzando por Callao distintos grupos de jubilados y pensionados. También se hicieron presentes sindicalistas de la CTA Autónoma y de ATE Capital y diputados, legisladores y distintos dirigentes del Frente de Todos. Una vez que se cortaba el tránsito por el semáforo todos se ponían sobre la senda peatonal con carteles que decían: "Sin moratoria previsional no hay justicia social"; "que vengan a laburar", y "moratoria ya". Pasadas las siete, la multitud se encolumnó para dar una vuelta manzana rodeando el Congreso de la Nación tocando los bombos y cantando "que sea ley".

La moratoria anterior había sido prorrogada por un decreto presidencial en junio del año pasado. En esa ocasión lo anunciaron el Presidente y la titular de Anses Fernanda Raverta luego de un encuentro que tuvieron en Casa Rosada, pero el plazo de ese decreto venció el 31 de diciembre del 2022. Desde ese momento son miles de personas las que están desprotegidas. 

"Es grave que el Congreso no se siente a debatir en un año tan importante para nuestro país porque se cumplen 40 años de democracia ininterrumpida. Lo primero que cierra una dictadura es el Congreso, por eso no podemos permitir que la oposición, que dice ser vocera de la república, obstruya el debate parlamentario", dijo Marziotta en diálogo con este diario. Además, recordó que "siempre somos más las mujeres que quedamos porque somos más precarizadas", y añadió que "espero que el martes que viene podamos convertirla en ley porque ya tiene media sanción en el Senado y tiene dictamen favorable en la comisión de previsión social y de presupuesto y hacienda de Diputados. Solo falta que se sienten a habilitar el debate y que cada uno se haga cargo del costo político de cómo vota dentro del recinto".

Paula Penacca, en tanto, añadió que "este es un reclamo de la sociedad en su conjunto y eso es lo que tiene que entender JXC. Hay una idea de negarse a venir a trabajar y dar quórum y eso no es en contra del Frente de Todos, sino contra los más de 800 mil que no van a poder jubilarse si no logramos sancionar esta ley". Sobre la posibilidad de que el Ejecutivo firme un nuevo decreto, la diputada comentó que esa idea "se está analizando y la está analizando el presidente Alberto Fernández", que así lo informó la titular del ANSES, Fernanda Raverta, en una de las comisiones que se debatió el tema en la Cámara de Diputados, pero que "hay que recordar que todas las moratorias anteriores salieron por ley y es necesario que se sancione una nueva". 

En la marcha hubo distintas figuras del sindicalismo y la política. En la cabecera de la columna principal estuvieron, además de Penacca y Marziotta, el secretario general de la CTA Autónoma, Hugo "Cachorro" Godoy; el senador Mariano Recalde, las diputadas Natalia Zaracho, Mónica Macha y Vanesa Siley; los legisladores porteños Claudio Morresi y Matías Barroetaveña, entre otros. Zaracho indicó en diálogo con este diario que "es un escándalo que el Congreso esté parado, que no esté funcionando por culpa de la oposición. Eso demuestra la irresponsabilidad de esta oposición que tenemos, que toma de rehén, por llevar adelante solo una agenda electoral, a todo el pueblo trabajador que, en este caso, necesita una jubilación. Algo que, además, es un derecho". 

Una vez que caminaron alrededor del Congreso, se montó una especie de escenario improvisado frente a la explanada del palacio legislativo en el que pusieron un micrófono y hablaron distintos referentes de los jubilados y las diputadas. Silvia Ruiz, secretaria de previsión social de la CTA-A dijo que la próxima semana "tenemos que volver a venir para hacer el aguante y que estos tipos que no quieren a la patria se sienten en sus bancas". Mónica Redeli, del espacio de Adultos Mayores de La Cámpora, agregó que "no podemos condenar a nuestros adultos mayores a vivir sin jubilación ni obra social. Después de esto vienen las privatizaciones de las AFJP, de la Anses y también quieren eliminar Pami. Por eso no podemos permitir que la oposición avance".

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!