Jueves 25 de Abril de 2024

Hoy es Jueves 25 de Abril de 2024 y son las 05:52 -

TURISMO

28 de enero de 2024

Pehuen Co y su avenida con un “no sé qué” peronista

Los nombres de las calles del balneario permiten conocer detalles de su identidad e idiosincrasia, según una investigación del Archivo Histórico Municipal.

Apenas se llega a Pehuen Co, una larga y arenosa avenida da la bienvenida. Se trata de la Avenida Trolón, que va de punta a punta de la villa balnearia, paralela a la línea de costa.

Su particular denominación tiene un origen curioso y, si se quiere, un aire peronista que sólo comparte con otras pocas arterias del balneario.

Según una investigación del Archivo Histórico Municipal de Punta Alta, es un nombre con raíz indígena que le fue asignado en la época fundacional del pueblo.

“La elección nunca es casual. Y eso se constituye en legado e identidad, en reflejo de la memoria local”, dice la investigación que desmenuza cómo surge el nombre de la avenida.

 

De tehuelches y araucanos

En Pehuen Co, muchos de estos nombres fueron impuestos por el fundador de la villa, Avelino González Martínez (que tiene su nombre en la costanera), ante la necesidad de trazar los planos de loteo para su aprobación provincial.

Pensando en dar un carácter autóctono a la villa, utilizó un ejemplar del libro “Toponimia patagónica de etimología araucana”, publicado en 1935. 

Su autor, el entonces teniente coronel del Ejército Juan Domingo Perón, quien luego sería presidente y que como confesara, llevaba sangre tehuelche “descendiendo por vía materna de quienes poblaron la Argentina desde siglos antes de llegar los colonizadores”.

De ese texto, don Avelino extrajo el nombre de la localidad, que quiere decir pino y agua, y se inspiró para denominar diferentes arterias: Huanglén que significa estrella o Lauquen Mapu, traducido como “tierra de la laguna”.

Los nombres de calles son marcas identitarias del espacio que ayudan a valorizarlo. Lo peor que se puede hacer es naturalizarlos.”
 

¿Y Trolón? En un ejemplar del libro de Perón editado en el año 2000 se pudo descubrir que esa voz araucana equivale a cóncavo, ahuecado. Pero en la edición original del Ministerio de Agricultura de 1936 que utilizó González Martínez, el significado es otro.

“Reunión de médanos o médanos juntos. Acá, el vocablo hace más sentido, por su alusión a la línea costera medanosa o a las dos estancias existentes llamadas ‘Médanos Nuevos’ y ‘Médanos Viejos’, y que fueron los terrenos donde se demarcó Pehuen Co”, dice el estudio del Archivo.

Por tanto, Trolón es el único nombre de la vía pública que hace referencia explícita a la geografía del lugar, y uno de los pocos que tiene alguna vinculación directa con la historia o la naturaleza local.

 

 

Otros son Goleta Beagle y Fitz Roy, que hacen alusión a la llegada de la expedición de Carlos Darwin a Pehuen Co, en 1832.

O Avenida Ameghino, que homenajea al sabio argentino que a fines del siglo XIX buscó nuevamente fósiles en esta área.

O los que mencionan a pobladores o pioneros de la villa, como Luis Novelli (dueño de la Casa Barco), el constructor Antonio Walich, o Carlos Bucci, encargado del horno de ladrillos de la localidad.

O la calle La Soberana, nombre del barco hundido en la playa.

Luego, la villa tiene denominaciones que poco tienen que ver con su historia particular, su paisaje o su cultura y más con la idiosincrasia rosaleña, ya que predominan nombres de batallas, barcos de guerra y héroes navales como La Argentina, Fragata Sarmiento, Azopardo, La Hércules, Juncal, Dufourq, Rosales o Espora.

“La playa, razón de ser de Pehuen Co, está prácticamente ausente en esta representación simbólica —remata el artículo del Archivo—. Por eso, Trolón es un nombre que merece conocerse, difundirse y preservarse para la memoria de las futuras generaciones de habitantes y visitantes de Pehuen Co.”

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!