Domingo 16 de Junio de 2024

Hoy es Domingo 16 de Junio de 2024 y son las 05:20 -

POLITICA

26 de julio de 2023

Escenario político: Susbieles saca amplia ventaja a Moirano en Bahia Blanca

El tradicional sondeo de LU2 dejó mucho para analizar. Bullrich y Milei desde lo alto de la boleta, y Susbielles en la parte local, los conductores de cada espacio.

El reciente sondeo preelectoral La Ciudad Opina, de LU2 Radio Bahía Blanca, generó mucha repercusión por sus resultados y dejó numerosos puntos para analizar. Publicado la semana pasada, el muestreo se realizó entre el lunes 10 y el viernes 14 de julio, un mes antes de las PASO.

El primer dato significativo es que, por primera vez en la historia de este informe, ganaron los indecisos en todas las categorías. Con un asterisco: lo que no exponen los números es que mucha gente, más que indecisa, se mostró reacia a contestar y cuando lo hacía manifestaba su bronca contra la política. Es decir, este trabajo corroboró lo que muchos encuestadores de todo el país afirman, que el porcentaje de indignados es alto.

De las múltiples ideas que se pueden desprender de ahí, una es que tal vez se note un fuerte ausentismo en las primarias del 13 de agosto. Hasta aquí, las distintas elecciones provinciales de este 2023 tuvieron esa característica. Hay que ver si el interés de un comicio presidencial modifica la conducta.

Por lo pronto, vale recordar que los niveles más bajos de presentismo en Bahía Blanca se dieron en las legislativas de 2021, con un 66,74% de participación en las PASO y del 71,06% en la general, contra un promedio del 75% en todas las primarias anteriores desde 2011 y del 79% en las generales de la última década.

Otro aspecto clave del sondeo de LU2 es quiénes se impusieron en las puntas de la boleta. Para presidente, Patricia Bullrich y Javier Milei recibieron un 17,6% de las adhesiones cada uno, seguidos por un 16% de Sergio Massa y 5,6% de Horacio Rodríguez Larreta.

Para intendente, Federico Susbielles alcanzó el 30,2%, siendo el más elegido de todas las categorías; la oficialista Nidia Moirano obtuvo un 11,2% quedando por encima de su adversario interno Andrés de Leo, que logró el 8,2%; y a Oscar Liberman le correspondió un 8,4%.

 

 

 

 

En resumen, en el tramo nacional se impusieron con claridad dos dirigentes identificados con la derecha, la mano dura y el antikirchnerismo, pero en el local sacó ventaja el peronista-kirchnerista Susbielles. Un notable contraste.

¿Por qué hay que mirar las puntas de la boleta? Porque allí es donde resulta más probable cortar la lista sábana. Y aquí viene la pregunta del millón en la carrera para la intendencia de Bahía, que La Ciudad Opina ratificó como interrogante clave. ¿Cuánta gente votará a Bullrich o Milei, incluso a Larreta (entre los tres suman el 40% de las adhesiones en el sondeo), y luego cortará abajo para darle su respaldo al presidente del Puerto e inclinar en su favor la elección municipal?

Desde ya, todavía no hay respuesta.

En un repaso de la historia reciente se ve que desde 2015, año de nacimiento de Cambiemos, en nuestra ciudad siempre se impuso esa alianza, normalmente con holgura. No obstante, los dirigentes locales siempre quedaron por debajo de los nacionales con un 3% a 5% de corte en contra. En la vereda opuesta se suele dar lo contrario, malos números de los candidatos nacionales peronistas y corte a favor de los postulantes bahienses de un 5 o 6%, o a veces algo más.

Lo que ocurre es que la distancia entre los votantes que prefirieron el sello Juntos por el Cambio sobre el peronismo fue tan grande que hubiera hecho falta un corte inmenso para emparejar. El último ejemplo en ejecutivas es de 2019. En Bahía Blanca, María Eugenia Vidal consiguió un 54,5% de los votos, Mauricio Macri un 51% y Héctor Gay, un 51%. Enfrente, Alberto Fernández logró un 36%, Axel Kicillof también el 36% y Susbielles, 41,5%. Más allá de las tijeras en contra y a favor, Gay ganó con comodidad.

Una primera conclusión de cara a lo que viene, entonces, es que muy probablemente se repetirá el esquema de corte a favor de Susbielles respecto de presidente y gobernador de su espacio, y lo opuesto en Juntos. El gran debate es si esta vez le alcanzará al exbasquetbolista, ya que se espera que Bullrich le dé un buen impulso a la boleta de Moirano, tal vez superior a lo que capta cualquier medición.

Lo resume un experimentado dirigente de Unión por la Patria: "Hay un comportamiento que va ser definitorio y no sale en ninguna encuesta, que es cómo el elector va a resolver esa preferencia de boletas tan asimétrica". Nadie lo sabe.

Como es obvio, la expectativa en el Pro es que la exministra de Seguridad sea un potente tractor electoral. Sin embargo, si bien está arriba en los porcentajes, tampoco sus cifras son despampanantes y todavía necesita que mucho indeciso/indignado se vuelque por ella. ¿Es posible? Sí, habitualmente quienes están en ese segmento no votan justicialismo, ya que el peronista no suele esconder su identidad.

 

Andrés de Leo y Nidia Moirano (Pablo Presti - La Nueva.)

 

Como sea, pese a los siete años y medio de gobierno municipal de Juntos, y a que el bahiense promedio viene rechazando las alternativas kirchneristas, el hecho de que el titular portuario lidere los sondeos habla de las dificultades del oficialismo para construir una sucesión sin sobresaltos.

Uno de los puntos débiles es que ambos pretendientes a la intendencia, Moirano y De Leo, mantienen un bajo nivel de conocimiento, lo cual los vuelve muy dependientes del arrastre nacional.

A eso se agrega una curiosidad: los dos tienen un discurso de diferenciación con la actual gestión de Gay, en lugar de proponer continuidad. Moirano habla de "una nueva etapa" si le toca gobernar y de "ordenar la ciudad", como si actualmente estuviera desordenada o, en todo caso, como si no tuviera influencia a pesar de ser una de las líderes del espacio.

De Leo, por su parte, utiliza mucho la palabra "planificación", dando a entender que en el gobierno de Gay hay demasiada improvisación. Entre otras cosas, asegura que resolverá los problemas de infraestructura escolar con los dineros del Fondo Educativo, tema que genera gran sensibilidad en la ciudad por la cantidad de días perdidos de clase. Ese Fondo, integrado por recursos provinciales, es administrado por el Municipio. Según el postulante de la alianza gobernante, con muy poca eficiencia.

Es llamativo que ninguno de ambos se pare sobre los logros de la actual administración, cuando siempre hay cosas para defender. Por trazar una analogía, en la Ciudad de Buenos Aires tanto Jorge Macri como Martín Lousteau hablan de "profundizar las transformaciones" o ir por "aquellas cosas que aún están pendientes, pese a todo lo bueno que se hizo". Ni Macri ni Lousteau marcan que se viene el fin de una etapa que es mejor dejar atrás.

Otra singularidad de esta campaña es que no se lo ve muy activo al dirigente del Pro con mayor nivel de conocimiento y mejor imagen, el propio Gay, para respaldar a Moirano. En Alsina 65 ofrecen una explicación. En esta instancia, afirman, la idea es que la candidata tome vuelo propio. Eventualmente, luego de las primarias, el intendente saldrá más a la cancha.

Las energías en este momento, aseguran, están puestas en ganar la interna contra De Leo. Recién el 14 de agosto se discutirá con más precisión cómo encarar la recta final hacia octubre.

 

Oscar Liberman. (Foto: Twitter)

 

Además de Moirano, otro candidato local que probablemente tenga mejores números que los que reflejan muchas encuestas es Liberman, quien debería estar más cerca de la línea que finalmente alcance Milei. No da la impresión de que el postulante bahiense vaya a sufrir tanto corte de boleta como para quedar a mitad de camino del líder libertario. En este caso, lo valioso del sondeo de LU2, lo que se debe leer de esas cifras, es que se confirma que en ese partido la locomotora es el porteño y que el desafío de Liberman será contener todos los votos que pueda.

Justamente en la Libertad Avanza estará uno de los datos más importantes de esta elección primaria a nivel nacional, con natural efecto sobre lo local. Es vital saber en qué posición quedará Milei una vez conocido el escrutinio en la noche del domingo 13. Si queda peleando el segundo puesto, en una elección de tercios, es posible arriesgar que mantendrá o hasta acrecentará su nivel de votos en las generales del 22 de octubre. Si termina tercero y alejado, buena parte de sus sufragios podrían fugar a otras opciones en forma de "voto útil", quizás con preferencia a Juntos por el Cambio.

En el orden municipal, suponiendo que la interna cambiemita la gane Moirano, a la senadora le conviene que Milei se desplome para intentar apropiarse de una buena porción de ese segmento derechista, tan importante en un distrito como este, tal como refleja La Ciudad Opina. Por razones obvias, Moirano necesita que Bullrich llegue a octubre como cabeza de lista y no Larreta.

A Susbielles, en cambio, le serviría más que la punta de boleta de Juntos en las generales sea Larreta y que el mileísmo mantenga vitalidad, para que erosione la base de Moirano.

Y hay mil especulaciones más. Pero lo determinante, con la información disponible al día de hoy, es proyectar para qué lado caerán los indecisos/indignados. Esos torcerán el resultado. A priori, se podría conjeturar que el votante peronista es muy difícil que se manifieste como indeciso, por lo tanto la mayor parte de esa zona gris terminará prefiriendo cualquier otra opción.

El escenario está muy abierto. Y, cuando finalice la calma chicha de este receso de invierno, todos los precandidatos deberán acelerar. Muchísima gente recién prestará atención a la campaña unos pocos días antes de ir a las urnas.

Por ahora, el partido en Bahía se juega en diagonal: Bullrich contra Susbielles, con Milei queriendo interferir. La referente del Pro vendrá el viernes a Bahía Blanca y luego de su visita se podrán sacar nuevas conclusiones.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!