Jueves 29 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 29 de Febrero de 2024 y son las 12:40 -

POLITICA

21 de abril de 2023

Exclusivo: La renuncia de Alberto a su reelección se mezcló con la negociación por fondos frescos del FMI

Massa negocia un paquete de asistencia que Economía pretende se ubique entre los 5.000 y 10.000 millones de dólares, para acumular reservas. Podría viajar a Washington la semana que viene.

Sergio Massa negocia a contrarreloj para que el FMI acepte girar fondos frescos para aumentar las reservas del Banco Central y frenar la corrida.

Como adelantó LPO, en el mercado estiman que al ritmo actual, el Palacio de Hacienda tiene nafta para dos, tres semanas máximo. Por eso el ministro de Economía habla por estas horas con las autoridades del Fondo para viajar a Washington en busca del giro adicional.

En la City dicen que podría viajar la semana que viene, aunque eso depende del avance de las negociaciones, que en el Palacio de Hacienda estiman podrían extenderse por tres semanas..

 

El monto del giro adicional todavía es motivo de conversaciones. Economía estima una pérdida de 14.500 millones de dólares por la sequía y el FMI 6.000 millones, como dijo públicamente la propia Kristalina Georgieva.

En las conversaciones quedó claro que una renuncia de Alberto Fernández a su reelección sería bien vista por la Casa Blanca.

En Economía estiman que el salvataje podría ubicarse en algún lugar entre los 5 y 10 mil millones de dólares. Este último número empezó a circular en los medios como conjetura porque es lo que faltó girar del crédito de 55 mil millones de dólares que pidió Macri en 2018 y Alberto interrumpió al asumir. La posibilidad que se arma un paquete de asistencia de emergencia fue blanqueada este martes por Juan González, asesor del presidente Biden para la región y amigo de Massa. la novedad que introdujo este funcionario de origen colombiano es que el Tesoro de Estados Unidos se sumó a las conversaciones.

Según anticiparon a LPO fuentes al tanto de las negociaciones, Estados Unidos está atando el giro de fondos frescos a un ordenamiento político del Gobierno de cara a las próximas elecciones presidenciales, una preocupación de la administración del demócrata Joe Biden. En esas conversaciones quedó claro que una renuncia de Alberto Fernández a su reelección sería bien vista por la Casa Blanca.

 

Como reveló LPO, la administración de Biden considera al ministro de Economía como un aliado confiable y cree que la decisión de Alberto de mantener su reelección agudiza la interna y tiene un impacto muy negativo en los mercados, como se vio en la crisis que generó el episodio Aracre.

En efecto, en el FMI y el Departamento de Estado hubo cierto estupor cuando se enteraron que el presidente almorzó el lunes con quien todavía era su jefe de asesores, Antonio Aracre, para hablar de un plan económico paralelo -que incluía una devaluación y el desdoblamiento cambiario-, mientras Massa negociaba con Washington el plan de salvataje para llegar a las elecciones en control.

Por eso, fuentes al tanto de las conversaciones confirmaron a LPO que la Casa Blanca y el FMI están exigiendo que el peronismo encamine la resolución de su interna. 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!