Domingo 19 de Mayo de 2024

Hoy es Domingo 19 de Mayo de 2024 y son las 20:23 -

3 de mayo de 2024

Una solución provincial ante la crisis sanitaria

El ministerio de salud de la provincia de Buenos Aires presentó la iniciativa a diputados de UxP

Nicolás Kreplak acelera en su intención de crear un laboratorio para producir medicamentos y constituir un organismo dedicado a la atención de emergencias médicas.

El ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, presentó ante el bloque de diputados de Unión por la Patria los proyectos para la creación del Centro Farmacéutico Bonaerense y la Empresa Bonaerense de Emergencias de Salud. Ambas serían sociedades anónimas con una mayoría accionaria en manos del Estado provincial. De esta manera, busca contar con una entidad para la fabricación de medicamentos para evitar los elevados precios del mercado y potenciar la investigación y el desarrollo tecnológico en la materia. A su vez, pretende crear una empresa que brinde asistencia sanitaria con la facilidad de tener un manejo integral de la información que reduzca tiempos de traslados tanto de pacientes como de insumos. Todo eso, en el marco de un aumento desmedido de los servicios de medicina prepaga en todo el país y un desfinanciamiento general a las obras sociales en medio de una disparada en el precio de los medicamentos que representan una de las principales preocupaciones de los intendentes y jefes distritales. El ministro asistió al encuentro en la residencia con la que cuenta la presidencia de la Cámara de Diputados a cargo de Alejandro Dichiara. Agradeció al ex intendente de Monte Hermoso y al titular del bloque de UxP, Facundo Tignanelli, por el tratamiento que se les está dando a los proyectos.

En un par de semanas sería la reunión con bloques opositores. Las dos entidades, en caso de ser aprobadas, suplantarán a dos direcciones provinciales que hoy por sus condiciones administrativas presentan dificultades por "no ser una estructura idónea" para llevar adelante “tan compleja” como el abordaje de emergencias médicas en la provincia o para la constitución de un laboratorio que produzca medicamentos. En ambos casos se propone la creación una Sociedad Anónima con Participación Mayoritaria Estatal (SAPEM), donde el Estado provincial se quede con el 51 por ciento de las acciones del capital social de las firmas. Esta decisión parte de la premisa de que sea el Estado quien cuente con la llave que destrabe las decisiones que se tomen en las empresas. A su vez, las dos entidades podrán celebrar acuerdos con privados, firmar contratos, comercializar servicios, financiarse con préstamos e inversiones nacionales, y podrán contar con aportes del Poder Ejecutivo provincial. Esta es la segunda vez que el gobierno de Axel Kicillof va a la carga por ambos organismos.

En diciembre de 2023, como parte de las negociaciones para que la oposición acompañe la Ley Fiscal Impositiva y autorice el endeudamiento requerido por la Provincia, los artículos que establecían la creación del laboratorio y la empresa de emergencias. La negativa provino, principalmente, del PRO y sumó las adhesiones libertarias. Centro Farmacéutico Bonaerense La Constitución provincial reconoce al medicamento como un bien social y, desde la mirada del ministerio liderado por Kreplak, no puede estar sujeto a las reglas del mercado. La desregulación de los precios en los medicamentos llevó a que algunos fármacos se incrementen por encima del 2400 por ciento, tal como lo señaló la propia UCR bonaerense en varios comunicados.

Los intendentes con los que suele mantener contacto este medio dijeron en reiteradas ocasiones que los sistemas de salud municipales están al borde del colapso producto de los aumentos en los insumos médicos. Es contexto, a priori, fomenta el acompañamiento al proyecto que impulsa la creación de un laboratorio provincial de medicamentos. Según el texto presentado por Kreplak, el actual Instituto Biológico que tiene el rango de dirección provincial, está “imposibilitado” de contratar el recurso técnico necesario e importar insumos, tiene dificultades para acceder a proveedores que en el rubro suelen ser internacionales, así como para el mantenimiento del equipamiento actual. El Centro podrá fabricar, además de medicamentos, vacunas, insumos odontológicos, equipamiento e ingrediente farmacéuticos. Y no sólo fabricar, porque también entre sus funciones está la compra, venta, investigación y distribución de su producción. Según el ministerio, esto permitirá hacer compras centralizadas y bajar precios de medicamentos para la provincia y los municipios. En su texto, la iniciativa explica que hay una cadena de costos producto de la cantidad de actores que intervienen en el expendio de medicamentos. Los laboratorios, las farmacias, los médicos que prescriben la medicación y obras sociales son parte de un circuito que encarece el producto final. A su vez, explica el proyecto, los laboratorios de mayor participación en el mercado “son capaces de fijar valores de venta al público muy por encima de sus competidores”. Con el Centro, esgrime el proyecto, se “debería contribuir a evitar los sobreprecios”. Además, promueve la investigación, así como el desarrollo de nueva medicación, aplicación tecnológica, valor agregado y soberanía sanitaria para casos donde es necesario imponer una definición política desde el Estado, como fue la reciente pandemia en el Sistema de Emergencias en la Salud.

El texto del proyecto impulsado por Kreplak inicia su argumentación en una palabra que el ministro suele poner sobre la mesa en cada debate sanitario: integración. “El sistema actual no cuenta con un sistema de información centralizado que posibilite, entre otras cosas, una planificación adecuada del uso de los recursos”, detalla la iniciativa. Aclara que el sistema de emergencias se divide entre la asistencia prehospitalaria y los traslados interhospitalarios. La primera está en manos del SAME bonaerense. Mientras que los traslados son responsabilidad del Sistema de Emergencias Sanitarias dependiente del ministerio de Salud. Ambos deben interactuar para brindar un servicio eficiente. A su vez, el entramado de asistencia y traslados debe interactuar con cada municipio, con el agravante de que los distritos cuentan con un desarrollo dispar de su sistema, así como presentan diferencias sobre las prestaciones que brindan. Por ende, Kreplak apunta a una centralización de la información que fortalezca y mejore ambos servicios y optimizar los recursos existentes, como las más de 300 ambulancias de alta complejidad que entregó la gestión de Kicillof. Congreso Provincial de Salud Los desafíos que proponen ambos proyectos cruzarán el temario del Congreso Provincial de Salud que comenzará este martes en Mar del Plata. El encuentro que volverá estar encabezado por el ministro se extenderá hasta el sábado en la ciudad costera y contará con la presencia de representantes de todas las regiones sanitarias de la provincia. Tal como ha sucedido en años anteriores, el gobernador Kicillof también se sumará a las jornadas finales del encuentro que reúne a trabajadores y trabajadoras de la salud de toda la Provincia. Según datos que difundió el ministerio, la edición 2024 ya cuenta con más de 10 mil pre inscriptos, 25 mesas temáticas y además, contará con la presentación de más de 1.500 trabajos científicos y relatos de experiencias en distintas categorías. El nuevo desafío consiste en avanzar en acuerdos y mecanismos específicos que logren profundizar la integración del sistema de salud en el marco del Plan Quinquenal, presentado en la edición 2023. Pero además, el Congreso será el ámbito en que el gobernador, junto con el ministro Kreplak reunirán en asamblea a los 135 intendentes e intendentas con sus respectivos secretarios y secretarias de Salud para debatir temas claves y planificar, en forma conjunta, la mejora del sistema de salud bonaerense en el actual contexto sanitario y nacional.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!