Miércoles 22 de Mayo de 2024

Hoy es Miércoles 22 de Mayo de 2024 y son las 15:07 -

POLICIALES

22 de marzo de 2024

Detienen en Bahía a un peligroso delincuente por secuestro y extorsión

Un cómplice fue capturado en San Blas. Los detalles de un caso de película.

Personal de la Policía Federal Argentina detuvo este jueves en Bahía Blanca a un peligroso delincuente acusado de secuestro y extorsión. A un cómplice de este sujeto lo capturaron en San Blas, en el marco -en ambos casos- de operativos que encabezó personal de la Policía Federal Argentina.

Todo comenzó unos meses atrás, cuando un hombre compró una camioneta Dodge RAM propiedad de uno de los ahora detenidos. Se acordó un pago de 30 mil dólares, pero al retirar la camioneta el comprador no abonó el dinero. Pasados unos días y ante los reclamos del titular, el deudor admitió que no podía afrontar el pago por el vehículo, con lo cual lo vendió al mismo valor que se había comprometido a saldar. Al llevarle el dinero a su acreedor, éste le respondió que con ello cubría solamente los intereses y que por ese motivo le seguía debiendo los 30 mil dólares pactados inicialmente.

A partir de allí surgieron amenazas hasta que, en febrero, el hombre fue abordado por tres sujetos armados mientras manejaba su vehículo particular. En el acto reconoció a dos de sus captores, por ser quienes lo venían amenazan por la supuesta deuda. El damnificado fue trasladado a punta de pistola a una finca en las afueras de Viedma, donde estuvo privado de la libertad atado con una correa para sujetar a los perros. Luego de varios días donde fue brutalmente golpeado, el hombre fue liberado.

No conformes con lo hecho, los mismos delincuentes volvieron a robarle a la víctima y a tomarlo como “prisionero” aunque en esta última oportunidad llegaron a balearlo, hiriéndolo levemente en una pierna. Pero el “ensañamiento” no quedó ahí, porque los atacantes contactaron al padre de la víctima, un comerciante de Carmen de Patagones, y le advirtieron que tenían cautivo a su descendiente por una deuda que tenía con ellos.

“Le dijeron que, si quería volver a verlo con vida, debía firmar la sesión de derechos de una propiedad familiar a su nombre, para lo cual le iban a enviar un escribano a su domicilio”, comentó un vocero de la investigación.

El hilo investigativo que llevó a los delincuentes

El hombre fue puesto en libertad, pero ante la sucesión de delitos y la espiral de violencia de los delincuentes, se decidió a realizar la denuncia ante la Fiscalía Federal de Viedma. Por la gravedad de los hechos y la peligrosidad que mostraron los ladrones, la fiscalía solicitó la intervención de la Policía Federal Argentina, que trasladó una brigada operativa para evaluar las pruebas e iniciar la investigación criminal.

Los agentes de la división Antisecuestros Sur hicieron tareas de campo, que incluyeron amplias entrevistas con la víctima, análisis de los lugares donde ocurrieron los hechos, búsqueda y observación de registros fílmicos y una amplia solicitud de información técnica para cotejar el tráfico de llamadas telefónicas.

A partir de los resultados obtenidos, el Juzgado Federal de Viedma emitió dos órdenes de allanamiento en Viedma y Bahía Blanca. Previo a los procedimientos, se obtuvo el dato que el principal imputado estaba en San Blas. De ahí que una comisión de efectivos de la PFA se dirigieron a esa localidad del sur bonaerense y montaron una discreta vigilancia ya que, si bien se había ordenado la captura del sospechoso, no había orden de allanamiento de la vivienda donde se encontraba.

Una vez que advirtieron que el acusado salía de la finca, lo interceptaron cuando intentaba abordar su camioneta y lo arrestaron. El hombre llevaba consigo 4 millones de pesos que fueron confiscados junto con su celular y el vehículo.

Cinematográfica captura en Bahía

Mientras tanto en Bahía se realizó otro procedimiento con cooperación de la División Unidad Operativa Federal de esa ciudad y del Grupo Especial de Operaciones Federales.

Se desplegó un amplio dispositivo cerrojo mediante el cual detuvieron al cómplice antes de que pudiera huir, chocando a uno de los móviles policiales, al mando de una Amarok. Este delincuente llevaba varias mudas de ropa y casi un millón de pesos, lo que permite sospechar que pensaba irse lejos de la región.

Con los dos imputados entre rejas se allanó la casa ubicada en las afueras de Viedma donde la víctima estuvo cautiva.

Inicialmente no se dieron a conocer las identidades de los detenidos.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!