Lunes 15 de Julio de 2024

Hoy es Lunes 15 de Julio de 2024 y son las 23:39 -

COLUMNA

9 de noviembre de 2023

Sobre Soberania Alimentaria y Otras..

En este mes de noviembre, en que recordamos las cadenas que impidieron que el imperio se quedara con nuestras tierras, en la Vuelta de Obligado, vamos a repensar en otras soberanías,una de ellas: la soberanía alimentaria.

La Columna de Ines....

 

Te deseo un huerto, o varias huertas comunitarias.

Te deseo un huerto

Un huerto que te recuerde

Cómo cosechar lo que se siembra.

Un huerto que te enseñe que cuidar

Es sinónimo de cuidarse.

Versos de un poema de Cénix C. Callejo, “Palabra de Ad Libitum”.

En este mes de noviembre, en que recordamos las cadenas que impidieronque el imperio se quedara con nuestras tierras, en la Vuelta de Obligado, vamos a repensar en otras soberanías,una de ellas: la soberanía alimentaria.

“Para mí es todo, es terapia, es libertad, es tener la medicina en tu casa, yo tengo un patio y del 15 en adelante, sacamos toda la verdura para mi casa y la de mi hija” comenta Ana. Cosechar tu alimento, ahorrar, intercambiar los frutos de la tierra con otres, ir con las estaciones y sus ritmos, sus tiempos, compartir ese alimento que cuajó de una semilla, ganar en salud, conservar para el invierno, poner colores en los platos. “Yo acá no puse un peso, uso las semillas del INTA, (…) y junto papas y cebollas que tiran las verdulerías y así me armé dos canteros” nos menciona emocionada una de las tantas personas que, con su huerta domiciliaria, defienden la soberanía de todes a acceder a alimentos. “Hago trueque, es una maravilla, por eso comparto, porque se puede, hasta vinagre hago de mis plantas, leche de almendra, y comparto plantas, esquejes, que dejo en la vereda”.

Por su parte, una de las divulgadoras de la agricultura familiar y soberanía alimentaria nos aclara que “…plantar tu alimento es una decisión política. Si le das el mismo tiempo que le das al celular a tu huerta, podés obtener tu alimento.”

A partir de su trabajo en la comunidad rosaleña, sostiene que “La soberanía alimentaria tiene que ser un proyecto de vida, en las escuelas, en los comedores, el primer paso es que, si lo entiendan les niñes, ya se tiene terreno ganado”. Todas estas mujeres, con la mano en la tierra sostienen que sembrar es comunitario o no es,es circular, es una decisión política, en la que se cosecha salud física y mental.

“Es un proceso larguísimo de todo un pueblo, en el que decide de qué se van alimentar, cómo lo van a sembrar, de qué manera lo van a cosechar, cultivarlo, almacenarlo y repartirlo”, así lo definió claramente una de las entrevistadas.

Esto es una   ruptura del paradigma individualista, que ha primado hasta ahora, para ir hacia una nueva economía comunitaria, a largo plazo, que respete las características climáticas, que acepte los tiempos de la naturaleza, la lluvia, su abundancia o escasez, que valore las plantas nativas, que volvamos a los pies en la tierra. Soberanía alimentaria también para luchar contra el cambio climático.

“He llorado porque mis nietos, que no sabían qué era un colibrí, por mis plantas, ahora lo conocen” concluye Ana.

 

Por Ines orfilia Robledo Lima

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!