Miércoles 17 de Julio de 2024

Hoy es Miércoles 17 de Julio de 2024 y son las 23:48 -

CIENCIA Y TECNOLOGIA

16 de agosto de 2023

Noticias de Ayer: Se llevó a cabo un ensayo de motor clave para el lanzador Tronador II

El desarrollo del lanzador argentino de satélites superó un nuevo hito, con una prueba realizada con un prototipo del motor de segunda etapa que llevará la versión final del Tronador II.
¿Cual seria el futuro de este Proyecto Si gana las elecciones J. Milei?

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) avanzó en un nuevo ensayo de motores del proyecto del lanzador argentino de satélites Tronador II. El martes 1 de agosto, en las instalaciones de la empresa Valthe, en General Ordoñez, provincia de Córdoba, se realizó una prueba con la participación de VENG, principal contratista del proyecto, para evaluar la performance del prototipo del motor de segunda etapa del lanzador.

 

 

Las pruebas contaron con la presencia del ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Daniel Filmus, el Director Ejecutivo y Técnico de la CONAE, Raúl Kulichevsky; Daniel Rocca, gerente de Acceso al Espacio de la CONAE, y Marcos Actis, presidente de VENG. Estas actividades forman parte del desarrollo de componentes y sistemas de propulsión del programa ISCUL (Inyector Satelital de Cargas Útiles Livianas) diseñado por la agencia espacial argentina para proveer al país de los medios de acceso al espacio propios para colocar satélites en órbita. La ejecución del programa ISCUL permitirá tener un lanzador nacional que habilitará a la Argentina a colocar satélites en órbitas bajas a 600 kilómetros de la Tierra.

 

 

Desarrollo del lanzador argentino de satélites:

El proyecto Tronador II involucra la fabricación y el lanzamiento de vehículos experimentales denominados TII-70 y TII-150. Con ellos se busca ganar experiencia y madurez en el desarrollo de algunos componentes, sobre todo en la propulsión, con vehículos de menor tamaño, con menos riesgo y costo, hasta llegar a la versión final de lanzador Tronador II-250.
Estos prototipos servirán para poner a prueba, entre otros aspectos, los motores que propulsarán el lanzador TII-250. Se trata de tecnología desarrollada y fabricada en el país, cuyo combustible es oxígeno líquido y kerosene. Los ensayos que se llevaron a cabo en Valthe se inscriben en esta iniciativa. Allí se probaron las innovaciones tecnológicas sobre el motor denominado RS2, que luego se utilizarán en los propulsores del TII-250.

Al finalizar los ensayos, Filmus expresó: “Es la primera vez que llegamos a este punto del Plan Nacional Espacial en el proyecto de desarrollar vehículos lanzadores. La recuperación del plan espacial estratégico es con la perspectiva de poder tener durante la década la plataforma de lanzamiento y el lanzador propio aquí en la Argentina”.

El ministro indicó que a partir de esto “la Argentina pasaría a completar todo el ciclo espacial. No solo la fabricación de los satélites, sino también el lanzador propio, teniendo la plataforma de lanzamiento, que a su vez va a permitir vender la capacidad de lanzamiento a otros países, especialmente para aquellos que quieran lanzar en órbita polar, pudiendo elegir la ubicación nuestra de Bahía Blanca”. “Argentina puede exportar tecnología, como hacen ahora unos pocos países que con su propio territorio, su propia plataforma de lanzamiento y su propio lanzador pueden lanzar satélites de porte mediano o pequeño, como en este caso”, dijo, e indicó que nuestro país sería el único en Latinoamérica en condiciones de fabricar satélites y, además, lanzarlo, ya que existe una en Guyana, pero fue instalada por otros países.

Por último, Filmus valoró la capacidad de derrame que tiene la industria espacial: “Todo lo que se hace en torno a la carrera espacial, después tiene impacto en mejorar las condiciones para el desarrollo de la industria argentina”.

Kulichevsky afirmó: “Estos ensayos son de vital importancia porque la parte de propulsión, el desarrollo de los motores y la turbobomba son el corazón del vehículo lanzador. Por lo tanto estos pasos que estamos dando con los ensayos que realizamos junto a las empresas VENG y a Valthe nos van a permitir, cuando terminemos con estos desarrollos y su posterior calificación, aumentando los niveles de potencia, avanzar en el lanzamiento del vehículo TII-70”.

“El ensayo que llevamos adelante hoy fue sumamente exitoso. Estamos muy satisfechos con los resultados, que validan todos los procesos de diseño y fabricación que venimos desarrollando”, agregó.

"Este ensayo es un hito trascendental para el desarrollo de la propulsión del vehículo. Ahora estamos en condiciones de ensayar el motor definitivo de segunda etapa del Tronador II-250 y que también será utilizado por el Tronador II-70 a lanzarse a fines de 2025 o principios de 2026", aclaró Marcos Actis, presidente de VENG y actual decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata.

Además, Actis puntualizó: "Tener el lanzador requiere que Argentina lo incorpore como un proyecto de Estado, que es de largo plazo, y que por lo tanto necesita contar con financiamiento a lo largo del tiempo. Afortunadamente ahora se pudo reactivar luego de haberse discontinuado. Además, un proyecto de estas características genera un gran efecto multiplicador en decenas de pymes que son proveedoras del proyecto".

Excelentes resultados

“Durante los ensayos se probó un nuevo sistema de inyección para los propulsores del Tronador TII-250 y un nuevo tipo de cámaras de empuje (donde se realiza la combustión) denominada regenerativa, lo que significa que es refrigerada por combustible. A su vez, el ensayo permitió validar los modelos matemáticos utilizados en el diseño de motores para determinar la transferencia de calor, y de este modo aplicar estos modelos a la escala de las cámaras de empuje de los motores del TII-70, TII-150 y Tronador II-250”, explicó Rocca.

 

Liner o tobera fabricada con una aleación de cobre espacial. Funciona como cámara de combustión del motor.

 

Entre el 2022 y el 2023, con el ensayo realizado este martes, se llevaron a cabo un total de 28 jornadas de ensayos de motor realizadas entre el banco de ensayos ubicado en el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la CONAE y los ejecutados en la empresa Valthe.

“Estamos dando un paso importante porque probamos por primera vez un motor que es regenerativo, porque se refrigera. Sentimos una emoción enorme porque son muchas horas de trabajo, durante las que estamos dedicados exclusivamente a la propulsión”, indicó Marcelo Theiler, socio gerente de Valthe. “Con estas pruebas hoy hicimos tres disparos, de 15, 30 y 100 segundos, respectivamente. El resultados es 100% exitoso”, concluyó.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!