Martes 21 de Mayo de 2024

Hoy es Martes 21 de Mayo de 2024 y son las 09:49 -

POLICIALES

5 de junio de 2023

Tenía domiciliaria y 34 kilos de marihuana: lo condenaron

El allanamiento a la vivienda de Pablo Pelaitay, en Punta Alta, fue el año pasado, tras ser sorprendido en la calle, también con droga y en medio de disturbios. Unificaron la sanción con una pena anterior.

Suele pasar que los detenidos por tenencia de droga, una vez que reciben el beneficio del arresto domiciliario, siguen vinculados a la comercialización, ya desde sus casas, pero a Pablo Alexis Pelaitay evidentemente se le fue la mano: le secuestraron 43 ladrillos de marihuana.

Para colmo lo descubrieron porque había violado la orden de prohibición de salida de su domicilio y se lo encontró en la calle, también vendiendo estupefacientes.

Por aquel sorprendente operativo, realizado el 30 de junio de 2022 en la casa 133 del barrio Centenario, a "Papo" Pelaitay (32) -nacido en San Juan y con estudios primarios completos- le impusieron la pena de 5 años de prisión, tras ser acusado de tráfico de drogas en su modalidad de tenencia con fines de comercialización como autor.

Esa sanción se la unificaron con la anterior -por el mismo delito- y, en consecuencia, le impusieron 8 años y 10 meses de cárcel que cumple en la Unidad Penal N° 4 de Villa Floresta.

El fallo fue dictado por el juez Sebastián Foglia, del Tribunal Oral en lo Criminal Federal, tras un juicio abreviado al que arribaron las partes, integradas por el fiscal Gabriel González Da Silva, el defensor oficial Guillermo Pazos Crocitto y el propio imputado.

Quedó probado que el 8 de febrero del año pasado, sobre las 4, a Pelaitay lo interceptó la Policía en 25 de Mayo e Italia, de Punta Alta, ya que en ese lugar había un disturbio que motivó un llamado al 911.

Al llegar el patrullero el personal arrestó de inmediato a "Papo", al detectar que debía estar en su vivienda.

En la requisa le secuestraron dos envoltorios con trozos compactos de marihuana, hecho que motivó, tiempo después, un allanamiento en su casa, donde encontraron casi 34,5 kilos de marihuana (43 panes), en un bolso oculto debajo de una cama.

Las pericias determinaron que guardaba droga como para 338 mil dosis umbrales por vía inhalatoria, lo cual lo puso indudablemente frente a la figura de tráfico para la venta.

"Cúmulo de pruebas"

La Justicia, al convalidar el acuerdo, sostuvo que existe un "cúmulo de pruebas" que terminaron por sellar la suerte procesal de Pelaitay.

Una de ellas es el acta de procedimiento que derivó en su recaptura y otras, las escuchas telefónicas.

Se trata de distintos diálogos que mantuvo por WhatsApp con diferentes contactos, especialmente en los primeros meses de 2022.

"Estás (...) hay lo que necesites...", "¿todo bien?, estoy con el amigo cualquier cosita", "¿suelto cuánto amigo?", "250 el suelto amigo, 5x1000, por ser vos...", “hola, tanto tiempo, ahora te aviso, dame 5 o 10 y me pongo a preparar (…) tengo que armar unos pares, no sos el único, ni siquiera voy a almorzar boludo, armo 4, 5 más y ya salgo para lo de mi hermano", "estoy acá con tu hermano, ahora paso a buscar un fasito, que andas haciendo vos".

Esas fueron algunas frases que emitió o recibió Pelaitay, relacionadas con operaciones de venta de drogas, opinó la Justicia.

Las probanzas se complementan con la confesión del acusado.

"Todo se complementa con el reconocimiento del imputado, lo que permite corroborar que los hechos existieron y fueron cometidos por Pelaitay", se dijo.

En definitiva, el juez Foglia sostuvo que "las pruebas presentadas por las partes y la conformidad del imputado al suscribir el acuerdo resultan concordantes a la hora de acreditar los hechos y el grado de participación achacado".

Para vender, sin dudas

Opinión. "La prueba de que la droga que poseía Pelaitay la tenía para ser vendida surge de las características de la misma, cantidad, y calidad, relevada por las pericias incorporadas a la causa y que fueron oportunamente citadas", se dijo.

Relevancia. Se agregó que además de encontrar el bolso con los 43 panes de marihuana debajo de una cama, hallaron una balanza de precisión en el cajón de una mesita de luz. "Todo reviste vital relevancia a la hora de demostrar la ultraincencionalidad que exige la figura", dijo el juez Foglia.

Antecedente. Pelaitay recibió una pena única porque se unificó la de 5 años, con una anterior, dictada por el Criminal N° 1, en marzo de 2021, a 4 años y 8 meses, también por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, cometido el 10 de abril de 2019.

Tiempos. El 10 de abril de 2019 fue detenido por la primera causa, en marzo de 2020 le dieron la domiciliaria y aquella condena quedó firme en febrero de 2022, cuando volvió a caer.

Defensa. El defensor oficial de Pelaitay, Pazos Crocitto, pidió sanciones para su colega (particular) Virginia Stacco, quien previamente asesoró al acusado, porque supuestamente incurrió "en incumplimiento injustificado de sus funciones", porque "no ofreció prueba alguna".

Rechazo. El juez Foglia rechazó el pedido al afirmar que Stacco era codefensora y en su momento había demostrado intención de resolver el caso como se hizo. Remarcó que fue parte de la estrategia y que el ofrecimiento de prueba "es facultativo y no obligatorio para la parte". También dijo que el acusado nunca dijo haberse sentido en situación de indefensión.

 

 

Fuente: la nueva

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!