Jueves 22 de Febrero de 2024

Hoy es Jueves 22 de Febrero de 2024 y son las 07:30 -

POLICIALES

31 de marzo de 2023

El acusado por el crimen de la madre de un concejal de Mar de Ajó se negó a declarar

Luis Alberto Almeida, de 39 años, detenido el miércoles e imputado por el asesinato de Beatriz Irma Zaramatti, la mamá del legislador del Partido de la Costa del PRO, Sergio Omar Santana, no brindó testimonio ante la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2. 

El albañil detenido se negó a declarar

El albañil acusado por el crimen de Beatriz Irma Zaramatti, la madre de un concejal del partido bonaerense de La Costa, se negó este jueves a declarar tras haber sido detenido el miércoles último en el marco de la investigación del homicidio perpetrado en la localidad balnearia de Mar de Ajó, informaron fuentes judiciales.

Luis Alberto Almeida, de 39 años, optó por no brindar declaración ante el fiscal Martín Prieto, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de La Costa, quien lleva adelante la causa por el asesinato de la mujer.

Almeida había sido detenido en la tarde del miércoles y está acusado por el crimen de Zaramatti, asesinada de un golpe en la cabeza con una plancha bifera.

El hombre habitaba una de las unidades que la víctima alquilaba en el complejo de dúplex donde ella vivía, en Blanco Encalada al 1000, y de acuerdo con la investigación, el homicidio se produjo el último domingo por la noche.

Fuentes de la causa indicaron que el albañil está acusado de haber asesinado a la mujer para ocultar el robo de cerca de 250 mil pesos y 1.000 dólares que ella guardaba en una caja en un placard.

Tras negarse a declarar, acompañado por un defensor oficial, el hombre fue imputado por el delito de "homicidio agravado criminis causa, en concurso real con robo agravado por uso de arma impropia".

Almeida fue detenido a partir de una serie de videos de cámaras de seguridad en los que se lo ve ingresar y salir del lugar del crimen en reiteradas oportunidades, elementos que se sumaron a un par de zapatillas y una sábana con aparentes manchas de sangre, secuestradas en un allanamiento dentro del complejo de dúplex.

La detención fue concretada por detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Dolores y de la Sub DDI de La Costa, en un domicilio alternativo del imputado, ubicado en la calle Lebensohn al 300 de Mar de Ajó, a unas diez cuadras del sitio donde fue asesinada Zaramatti.

El cadáver de la mujer (78), profesora de educación física jubilada, fue hallado el lunes a las 17.30 por su propio hijo, Sergio Omar Santana (53), concejal por el PRO y vicepresidente primero del Concejo Deliberante del Partido de la Costa.

La víctima vivía sola y era propietaria de otras unidades del mismo complejo, que alquilaba a otros vecinos.

Santana, quien reside en la localidad vecina de Paraje Pavón, había estado de vacaciones en Entre Ríos hasta el viernes último, y fue a la casa de la madre el lunes porque ella no le contestaba los mensajes, según declaró en la causa.

La mujer fue hallada tendida en el piso de la cocina y se presume que estaba preparando la cena cuando fue atacada, ya que una de las hornallas estaba encendida, y sobre la cocina, a un costado, había una olla con agua.

Según la autopsia, murió a causa de un traumatismo de cráneo que es compatible con haber sido provocado de un golpe de la plancha churrasquera circular de hierro, de 28 centímetros de diámetro y mango de madera, que fue incautada en el lugar de los hechos por personal de Policía Científica.

El golpe fue sobre el parietal derecho, unos dos centímetros por encima de la oreja.

Según la primera estimación forense de la data de muerte, Zaramatti fue asesinada entre las 20 y las 23 del domingo último.

Vecinos del complejo en el que residía declararon por su parte en la causa que la habían visto por última vez cerca de las 18 del domingo, y uno de ellos precisó que escuchó su voz alrededor de las 21.30 de ese día.
 

"Almeida fue detenido a partir de una serie de videos de cámaras de seguridad en los que se lo ve ingresar y salir del lugar del crimen en reiteradas oportunidades, elementos que se sumaron a un par de zapatillas y una sábana con aparentes manchas de sangre, secuestradas en un allanamiento dentro del complejo de dúplex"
.

Desde el principio de la investigación, la principal hipótesis apuntó a un homicidio vinculado con un robo, porque en la vivienda faltaba dinero en una caja donde ella solía guardarlo y anotaba lo que ponía o sacaba.

Además, se estableció que, más allá de una silla caída, no se halló nada revuelto, y que el asesino ingresó "sin forzar nada", lo que hace presumir a los investigadores que la víctima conocía a su agresor y le permitió el acceso a la casa.

En la casa fueron encontrados tanto el celular de la víctima como cadenitas de plata, que no fueron robadas pese a estar a la vista.

Tras su indagatoria, Almeida quedó alojado en una dependencia policial, a disposición del Juzgado de Garantías 4 de Mar del Tuyú, a cargo de Diego Olivera Zapiola.
 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!